jueves, 22 de septiembre de 2016

SPIRITUAL POSSESSION IN OVID'S METAMORPHOSES

The principal translation we will use for Ovid's Metamorphoses is that of A. D. Melville in the 1986 Oxford World's Classics edition – use of the text without a translator credit can be assumed to be this version.

Personified Abstractions

One way to approach themes in the Metamorphoses is to identify the four personified abstractions we encounter, because one of them appears in the Erysichthon story. The abstractions have their own four set-pieces where they briefly become characters, which is a technique inspired by the personification of Rumour in Virgils Aeneid - Ovid even makes Rumour his own final personified abstraction (Met. 12.43). The first, that of Envy (Invidia) (Met. 2.760) appears in the second book.
Envy, “Her cheeks are sallow, her whole body shrunk” (Met. 2.775) does Minerva's bidding physically, by entering the sleeping girl's room, where on her breast she “laid her withering hand and filled her heart/ With thorny briars and breathed a baleful blight/ Deep down into her bones and spread a stream/ Of poison, black as pitch, inside her lungs (Met. 2.798-801) and places images of Herse, happily married to Mercury, in her head to incite wild jealousy (Met. 2.803-805).

Ovid gives a similar description to the Hunger (Fames) that enters Erysichthon, in the second of the set-pieces: “her face sallow, her eyes/ Sunken” and “beneath her hollow loins/ Jutted her withered hips” (Met. 8.801-804). On reaching the sleeping Erysichthon, she performs the same sort of body-filling action that is usually figurative, but with these personifications of Ovid, becomes literal: Hunger “wrapped him in her arms/ And breathed upon him, filling with herself/ His mouth and throat and lungs, and channelled through/ His hollow veins her craving emptiness” (Met. 8.818-820).

In regard to the final demise of Aglauros, “distraught/ All night, all day, in utter misery,/ Wasting away in slow decline, like ice/ Marred by a fitful sun” (Met. 2.807-808), guarding her sister's door out of burning envy instead of the first-desired private enterprise, one wonders whether she would have been feeling a third motivating emotion – that of sisterly protection from this keen son of Jupiter, this personal Courier to the Underworld, known amongst other things for his swift thievery – had she not been wasting away with Envy inside. Perhaps her intentions would have become good ones: to make sure one of her own blood did not feel pressured to marry an eager immortal with wings on his ankles in a hurry, even if he were an exalted god who had spied her as he flew through the Athenian sky. Alas, the gods do not always allow mortals to put into practice the lessons they teach through their punishments. One cannot help but feel sorrow and terror for her (and wonder what her beautiful sister thought when she encountered the dark new statue in the house) when she tries to block the path of Mercury but feels “a numbing weight” which “Stiffened her muscles; as she strained to stand/ Upright her knees were stuck; an icy chill/ Seeped through her limbs, the blood paled in her veins” (Met. 2.821-824). Ovid‟s description of being turned to stone slowly enough for these horrifying details to be perceived individually is as disturbing as any science-fiction or fantasy horror film scene of imposed transformation on a living, feeling being. Mercury has done this to her now merely because she was blocking his path, in her own home.

Ovid's personified abstractions do not always follow ancient ideas of active and passive gender roles in the most obvious ways. Besides, the set-pieces for Envy, Hunger and Rumour all employ appropriate evil-female characteristics (those of wasting away, the opposite of life-giving, an important female role). These suggest witches of later times and cultures, such as Baba Yaga of Russia, witches in Grimm's fairy tales and indeed the pan-European and British Isles tradition, and the Wicked Witches of the Wizard of Oz in popular culture.

It is night time, and Erisychthon, who has not yet shown in this section, is now sleeping and vulnerable, snoring in his bed: he does not hear the creak of his door as Hunger enters (3.63-65). Sitting on him, a little like a succubus, she maneuvers her long spoon once into his open mouth and has “Emptied him out” (3.66-70). Then, mouth-to-mouth (3.70), she completes the physical transaction by breathing herself “into his blood/ Till famine blazed there” (3.71-72), similarly to the way Ovid's Hunger physically fills Erysichthon with her breath upon his body (Met. 8.819- 820). In addition, although Lasdun's Hunger is hardly explicitly seeking to return to the womb whence she came, she is a “neglected” (3.48) child, lacking maternal shelter, and she has a directable drive to become part of another body (whilst magically not losing any of herself).

Next, Fames insinuates herself into Erysichthon via the breath (inspirat, 819), just as Cupid at Venus' command breaths his occultum ignem into Dido unawares. The echo of Virgil is especially apt. In both cases an otherwise necessary and natural desire (for food or love) is given to a victim and acts as a terrible poison. In both cases the 'infection' is transferred via the breath to an unaware victim. Each victim is embraced as this happens, each scene happens at night, and each time the transfer of desire is completed by a lesser deity (Fames or Cupid) by order of a greater deity. Finally, Fames places the hunger into his veins (peragit, 820) The verb is used, in the same metrical position, at 815. This repetition, far from calling for a replacement (such as spargit) is typical of the narrative. Ovid also adds to the dramatic, action-packed feeling by making the final lines of this section (814 - 822) one long sentence, with polysyndeton.

viernes, 16 de septiembre de 2016

TAKOTSUBO

Takotsubo Cardiomyopathy
I’m reviewing a left ventriculography
from a man with chest pain, MI ruled out,
his wife dead for a post-crash hour.
The scan shows his cardiac apex
bulging with each beat, shaped
like a takotsubo, an octopus trap
a Japanese cardiologist recalled
from his childhood fishing village,
the scan just another broken heart’s
beaten down story of futility and resilience.
And I will say, “I am sorry for your loss,”
explain the image, reassure him
his heart muscle will recover in a week,
all the time wishing I could hug him
with eight strong arms instead of two.

jueves, 15 de septiembre de 2016

FÖRKYLNING GÖR INGEN GLAD

Min ädevälskling du ädevär som en rodevos
rodevoddevos
en nydevyutesprudevungen skädelevär
då räcker armarna inte till
ja som den ljudelevuvaste musidevik
min älskade du ä-de-vä-de-vä-de-vär
förkylning gör ingen mänska gla.

miércoles, 14 de septiembre de 2016

AQUÍ HAY UNA GAVIOTA...

AQUÍ HAY UNA GAVIOTA...
Canción de Cornelis Vreeswijk
traducida del sueco por Sandra Dermark
14 de septiembre, 2016


Aquí hay una gaviota preciosa, blanca y gris,
que nos visita todo el verano;
cuando le place, deja el tejado.
Suena como un pokémon, medio como un delfín,
y no sabes si se está riendo o llorando,
y no sabes si se está riendo o llorando...

Una lombriz de tierra viscosa siempre es,
su noche es tan oscura como el día,
su noche es tan oscura como el día.
No tiene ni cabeza, ni patas, ni pies,
y vive de raíces y agua fría,
y vive en el parterre en casa mía...

Y en el parterre de casa mía crece un rosal,
que crece, ansiando tocar el cielo,
y, al que cuando llora, le dan consuelo.
La lombriz le roe las raíces, y canta un madrigal,
y grita, mas no se oye su lamento...
pero, al llorar, se le caen los pétalos.

Y es la primavera lamentable estación,
cuando mueren las canciones felices
y todos los amores se hacen trizas.
Lo único que quiero es paz y relajación:
las rosas rojas comerán perdices
pero también lo harán las lombrices...





domingo, 11 de septiembre de 2016

CAPTAIN SWAN - UA SAVITRI

Este bunny se me ocurrió en Islandia este verano. Nunca había hecho nada de EÚV antes y quería hacer un UA de LRDLN/Savitri de mi OTP, con Killian como Kai/Satiaván e Ingrid como Hela/LRDLN. Siempre me he imaginado a Emma y Killian en este contexto.
La inspiración la saqué de la Edad Moderna escandinava, pensando en el reino de Misthaven como un lugar donde el culto a los antiguos dioses convive con una cultura occidental cortesana y militar.

HISTORIA PRIMERA - La visión del cadete
--Entonces, ¿la esposa de Hades... Perséfone... permanece bajo tierra ahora hasta marzo?
--Al menos así rezaba el decreto de las Moiras. Pero dicen que a veces, en pleno invierno, cuando su marido está bien ocupado con los asuntos de Estado, ella asciende en secreto a la superficie... para contemplar el frío y la desolación que cubren la Tierra helada durante su ausencia. La mitad derecha de su cuerpo no cambia en absoluto; pero la izquierda, donde tiene el corazón y el efecto del fruto del Inframundo, se vuelve tan dura y tan fría como el hielo que su ausencia nos trae. Entonces, la llamamos la Reina de las Nieves. Vuela en el ojo de una nube de tormenta, rara vez se detiene, escoltada por sus huestes de cristales de hielo. Si hay tormenta como hoy, es que ella está detrás.
--¿Y puede venir ella por aquí a visitarnos? --preguntó el cadete, fijando unos brillantes ojos de zafiro en su hermano mayor. El granizo y el viento del noroeste repiqueteaban violentamente contra la ventana.
-- Algunas noches como esta, noches oscuras de tormenta de mediados de invierno, en torno a medianoche, dejando un rastro inmaculado pero letal de nieve y escarcha. Cuando recorre las calles, a veces mira por las ventanas... --fue la respuesta del teniente, un joven cinco años mayor que el muchacho, con los mismos ojos azules soñadores y los mismos suaves cabellos de un castaño oscuro.
-- Y es por eso que las lunas de las ventanas se escarchan ahora, ¿no es así? --preguntó el niño a su hermano. Los dos habían visto las flores de hielo sobre los cristales muchos días y muchas noches de frío de sus cortas vidas, lo cual les daba razón para creer en la leyenda.
--Así es, Killian. Ya que no hay flores ni en el Inframundo ni en la Tierra, ella crea flores de hielo en las ventanas y en los copos de nieve, y también cubre las ramas de escarcha. --El teniente despeinó a su hermanito, acariciándole la coronilla, mientras se lo explicaba.
--Entonces, si ella intenta venir aquí, ¡que lo intente, que no le tengo miedo! ¡La atraparé y la pondré sobre el fuego! --respondió Killian con una mirada desafiante.
En respuesta, el joven le volvió a atusar los castaños cabellos y le dedicó una sincera sonrisa, contándole otras historias de dioses y sus bastardos, de hechiceras vengativas, de terribles monstruos y los valientes que acabaron con ellos...
--Buenas noches, Killian --le dijo al final, dándole al pequeño cadete un beso en cada mejilla y arropándole en su edredón de pluma.
--Buenas noches, Liam --contestó el hermano menor soñoliento, mientras miraba al teniente, con el candelabro en la mano, dejarle y dirigirse a su propia habitación. Los dos hermanos Jones eran huérfanos; el mayor de los dos era el tutor del otro y había elegido la profesión militar para tener la vida asegurada bajo la égida de la Corona de Misthaven. Killian nunca se había separado de Liam y había sido aceptado como cadete hasta que consiguiera sus galones con la mayoría de edad. Un día, cuando tuviera la edad de su hermano y tutor, sería alférez, o a lo mejor teniente; la herencia de los Jones, pertenecientes a la pequeña nobleza, les había bastado para comprar sendos cargos de oficial.
Una vez solo en su propia habitación, Killian se arropó con el edredón, sintiéndose solo. No había muchos otros niños en el fortín, a lo sumo media docena de hijos de oficiales, y Liam estaba casi siempre demasiado ocupado con sus deberes de oficial como para hacerse cargo de él.
Intentó contarse los cuentos mentalmente, respirar con calma, pero no podía conciliar el sueño, y eso que la granizada había amainado y ahora era la nieve la que daba vueltas en torno a los muros y a los bastiones de la fortaleza estrellada.
Vestido con una camisa de su hermano mayor, que le llegaba a Killian hasta las rodillas (ese era su camisón), se incorporó para sentarse en la cama y miró por la mirilla que el fuego del candelabro había abierto en el vaho y la escarcha de los cristales. Un enorme copo de nieve descendía y aterrizaba sobre el baluarte al que daba la ventana. Lentamente y gradualmente, absorbía otros copos, crecía y adoptaba forma humana... hasta llegar a ser la de una joven dama, la más hermosa que el muchacho había visto en su corta vida. Sólo le podía ver el perfil derecho, pero aún así era tan bella que le cortó la respiración. Tenía los cabellos tan rubios que parecían blancos, brillantes y finos como hilos de plata. Llevaba una capa y un vestido de cristales de hielo, estrellas o flores hexagonales, parecía de una especie de tul transparente con un brillo azul, y guantes hasta los codos del mismo fino y suave material. Su tez era tan blanca que deslumbraba, se le veían las venas, finas vetas azuladas, a través de la piel de hielo translúcido. En medio de aquel rostro de cristal brillaba un ojo derecho de un azul glacial, penetrante y brillante como la Estrella Polar, pero que no traicionaba ninguna emoción. No parecía que ella caminara, sino que volara a unos pocos centímetros del suelo.
Era de una belleza siniestra, inquietante, y aquel ojo de hielo parecía querer sondar hasta el corazón de Killian, con una mirada tan fría que era ardiente, que le daba una especie de fiebre y le hacía temblar, el chico no sabía si de miedo, de curiosidad o de atracción; pero en realidad de las tres cosas. Seguro que ella también se había dado cuenta de que el ojo izquierdo del cadete, al otro lado de la luna, estaba igual de fijo en ella, pues la dama le saludó asintiendo con la cabeza y moviendo una fina diestra enguantada. Con la misma mirada penetrante de siempre. Se miraron durante diez, quince, veinte segundos.
Killian Jones no sabía qué hacer. No podía dejar de admirarla, pero parecía que algo en su interior le advertía de guardarse de ella. Se le aceleraban el corazón y la respiración. Tal era su estado de ánimo, entre asustado, sorprendido e intrigado, que volvió a acostarse y arroparse con todas sus fuerzas, cerrando los ojos lo más fuerte que pudo, hasta que le dolieron.
Durante toda la noche, creyó oír fuertes latigazos contra los cristales, lo cual gradualmente hizo desvanecerse su inquietud y le ayudó a conciliar el sueño.
Y llegó la primavera, el deshielo hizo desaparecer la capa blanca de la tierra (Perséfone estará de nuevo con nosotros, pensó Killian), los vencejos volvieron del sur para construir sus nidos bajo los aleros de la residencia de oficiales, los patos y los cisnes volvían a nadar por el foso, los rosales que trepaban los baluartes volvieron a echar flores y hojas, y los cerezos del jardincito de oficiales también; todas las flores se abrieron aquel año de manera espléndida. Aquella fue una primavera de días felices para nuestro cadete, ya estudiando, ya jugando con sus soldaditos o leyendo y escuchando relatos que le emocionaban, y, con el paso de las estaciones, el muchacho estaba cada año más cerca de hacerse un hombre joven, el cadete cada año más cerca de ser teniente. Y, con el paso de los años, se olvidó de aquella noche de invierno en que su destino había sido sellado.
Pues la Reina de las Nieves ya había visto a Killian, y no se rendiría hasta que le tuviera en su poder; mas había esperanza para poder rescatarle: una joven valiente, inteligente y de buen corazón, que estaría dispuesta a darlo todo por él, se cruzaría tarde o temprano en su camino...


HISTORIA PRIMERA -  La princesa Emma
"Oh Frey, que entregaste tu espada por amor... Oh Freya, que haces florecer las cosechas en primavera... escuchad mi sincera plegaria, que no es tan imposible de conceder... Traigo manzanas frescas, maduras, rojas como la sangre, a cambio de que mi sencilla petición se haga realidad..."
Como cada atardecer, la reina Blanca María Margarita de Misthaven había acudido al bosque de dioses a rendir culto a los Vanir.

iii) Los pretendientes
Muchos galanes cortejan a Emma; ella sólo quiere un esposo digno de ella.

iv) El teniente y la princesa
Durante sus viajes, Emma conoce a Killian y a Liam. El flechazo está servido.

v) Siniestros presagios
De regreso a palacio, Emma descubre por boca de Astrid, el hada real, una verdad incómoda: Killian debe morir con el solsticio de invierno de ese año...

vi) Las espinas venenosas
Durante el otoño, Liam se hiere en el antebrazo izquierdo con una espina del sueño mortal; su vida peligra...

vii) El último día
Llega al fin el día en que Killian debe morir; Emma le acompaña.

viii) La larga noche de los deseos
Emma discute con la Reina de las Nieves para recuperar a su amado.

ix) Felices para siempre
...

WHAT IF... LIEUTENANT VON KATTE SURVIVED?

WHAT IF... LIEUTENANT VON KATTE SURVIVED?

Five months had passed since the day of their escape, five months since Frederick had finally left behind all that made him miserable. It had been difficult at first, to be sure, but seeing his new life unfold before him made years of abuse and hardship with it for him. 
A palace had been traded in for a cottage, uniform for a tunic and breeches, and marching grounds for tilled soil. 
Most of all, the former prince loved watching Katte mill about in their home, loved that the little village in which they lived said nothing of their arrangement, nothing of his former status. They were simply two young men trying to survive in a tumultuous world. 
Finally, Frederick felt at home.

UA - CURE BRIENNE - PARASYTE JAIME

Este es un UA que surgió de fusionar varios universos de anime y de franime (obras francesas con influencia del anime) en un solo contexto.

Él es un rehén con un parásito en la mano diestra.
Ella es una guerrera mágica proscrita.
Los dos se ven obligados a subsistir como soldados de fortuna.
Al cruzarse sus vidas, estas darán un giro copernicano...

"El claro rayo de la sinceridad y la pureza, ¡Cure Alioth!"
Hace no mucho tiempo, hubo un septeto u octeto de Pretty Cures que protegían los Reinos Federados de Poniente. Bajo la égida del excéntrico y alegre comandante Renly Baratheon, AKA Lord Polaris, combatieron a capa y espada contra los enemigos de la libertad.
Ahora sólo quedan dos: el líder, Loras Tyrell, amante de Renly, AKA Cure Dubhe; y la supuesta traidora que, según él, está detrás del diezmado del equipo; Brienne Tarth, AKA Cure Alioth. Tres de los Precures (Merak, Megrez y Mizar) se han pasado al enemigo; los demás han muerto en batalla protegiendo a Lord Polaris.

TRANSFORMATION TRINKETS: ÉCLATS DE LUMIÈRE
Pasadores de corbatín con forma de diamante/estrella de cuatro puntas con el color temático de cada Cure (el de Renly es diferente; una rosa negra iridiscente). Igual que en Winx Club o que los barianos en Zexal, sólo necesitan llevarlos y gritar su frase de transformación para comenzar el henshin.

FRASE DE ACTIVACIÓN/CATCHPHRASES EN LA ROLL CALL:
TODOS MENOS RENLY: Allons-y! PreCure, Transcending Translate!
LORAS TYRELL: El ansia de emoción de los más ilustres héroes, ¡Cure Dubhe!
BRYCE CARON: El ardiente valor que impulsa a cruzar los límites, ¡Cure Merak!
EMMON CUY: El rastro de desolación y tempestad que cosecha trofeos, ¡Cure Phecda!
GUYARD MORRIGEN: El esplendor del saber que lleva a la Ilustración, ¡Cure Megrez!
BRIENNE TARTH: "El claro rayo de la sinceridad y la pureza, ¡Cure Alioth!"
PARMEN CRANE: El afilado corte del flagelo de la guerra, ¡Cure Mizar!
ROBAR ROYCE: El hermoso réquiem que presagia la derrota, ¡Cure Alkaid!
(TODOS MENOS RENLY [el idioma de la primera parte del catchphrase difiere dependiendo de las circunstancias]): Combien les étoiles sont belles, et combien est puissante la force de l’amour! / ¡Qué maravillosas son las estrellas!, ¡y qué maravilloso es el poder del amor! Che meraviglia le stelle, e che meraviglia la potenza dell’amore! / Milyen csodálatosak a csillagok, és milyen csodálatos a szerelem hatalma!Så underbara stjärnorna är, och underbar är kärlekens makt!  / Wie wundervoll sind die Sterne, und wie wundervoll ist die Macht der Liebe!/ How wonderful the stars are, and how wonderful is the power of love!
Sept Lumières PreCure!

RENLY BARATHEON: Allons donc! PreCure, Translating Transcend!
La rosa negra es mi estrella guía; ¡Lord Polaris!

La premisa es exactamente la misma que la de Sailor Stars, con villanos que cosechan semilas de estrella y la sacan a las personas de la misma forma, y pulseras de control mental/soporte vital para los resucitados que se han pasado al enemigo. Al principio de la serie, mueren Renly/Polaris, Cuy/Phecda y Royce/Alkaid, mientras que Caron/Merak, Morrigen/Megrez y Crane/Mizar son resucitados y se pasan al bando de Stannis Baratheon. Este colecciona semillas de estrella espoleado por su esposa, semillas cosechadas por la Dama de Rojo (Melisandre es aquí algo como Kaorina/Kaori Night en Sailor Moon S) que les servirán, según ella, para curar a la única hija del matrimonio, enferma crónica (Shireen=Aleksei, Mel=Rasputín, más o menos). Mientras su comandante lleva una cruzada contra quienes mataron a su amado Renly en solitario, Brienne/Alioth (una bifauxnen otrora una fan de historias épicas parecidas al sentai cuyo sueño de infancia fue realizado) se ve obligada a subsistir como soldado de fortuna, ofreciendo sus servicios al mejor postor contra yokai, Herzlosen (igual que los phages/ninots; creados a partir de deseos como los akuma, los jikochuu o los nazo-kyara) y anfitriones de parásitos.
En resumen; los dos supervivientes del sentai se han vuelto Aloof Allies, aunque no operan en pareja, sino, debido al conflicto entre ellos, cada uno por su lado.

Por otro lado, tenemos a Jaime Lannister, prisionero de guerra que, durante su encierro, encerró con un torniquete a un parásito/simbionte en su mano diestra, igual que Shinichi a Migi. Con su simbionte Dheis ("derecha" en gaélico), Jaime tiene que acostumbrarse a ser zurdo por fuerza y a albergar en su seno una nueva existencia, además de a sus nuevas habilidades físicas y mentales sobrehumanas. Además de que intriga a la gente y tanto quienes creen en las ciencias empíricas como quienes están dominados por el prejuicio registran interés en él, más como anfitrión de Dheis que por quiénes son el parásito y Jaime en realidad. Añade que Joanna Lannister falleció, debilitada tras dar a luz, víctima de uno de los congéneres de Dheis (fue eutanizada por su propio marido, Tywin, después de que revelara su posesión)... y que no sólo Jaime, sino también sus hermanos y su padre, fueron marcados por la tragedia. Ahora es aún más un marginado que tras haber sido hecho prisionero...
También él, el heredero de los Lannister, se ha forzado a convertirse en Aloof Ally solitario y proscrito, sin reputación ni el futuro asegurado.

Y llega el momento en que Brienne conoce a Jaime, y ambos también conocen a Cure Alioth y a Dheis. Así comienza una catártica odisea en que se pone de manifiesto el carácter ambiguo de los deseos y emociones, así como la forma de curar un corazón roto y de crear una nueva identidad.

Por cierto, cogí también bastante inspiración de YGO Zexal, una serie que combina el tropo The Heartless con una estética kawaii, personajes bien parecidos tematizados (los números, izquierda y derecha, estrellas de la Osa Mayor) y los villanos de la 1a saga con la motivación de sanar a un niño enfermo crónico (lo que da aún más carga emocional) y los de la 2a con su argumento de que el orden no puede existir sin el caos...

También cogí mucha inspiración de Francia (allons enfants de la patri-i-ie)!! para ser más precisos: las series Miraculous y El Principito con sus villanos Heartless y estética kawaii; Papyrus con sus instancias de posesión y envenenamiento a diestro y siniestro; Capitán Fracasse, brillante recreación del XVII/XVIII llena de acción e intrigas coproducida por Ellipse y D'Ocon (que me sirvió para imaginar un Poniente alternativo inspirado en el siglo XVIII); así como el episodio de Moby Dick número 21, "El abismo de la confusión" ("Le gouffre aux chimères"), con su moraleja "Le bien et le mal ont le même visage".